Raza de caballo Przewalski

Raza de caballo Przewalski

Raza de caballo Przewalski

Historia de la raza

El caballo de Przewalski, también conocido como caballo de Prjevalski o Takh por los mongoles, es una especie o subespecie muy cercana al caballo. Éste se caracteriza por un aspecto macizo, una cabeza grande, un cuello fuerte y una capa de color pardo. En definitiva, su cuerpo recuerda al que podemos ver en las representaciones de caballos encontradas en el arte prehistórico.

Descubierto en Mongolia en 1879, este caballo salvaje nunca ha sido domesticado por el hombre. Actualmente solo podemos ver a este caballo en semi-cautividad, en grandes parques naturales como el de Hustai (Mongolia) o el de Kalamery (China). En la naturaleza, en estado salvaje, se extinguieron hace algunas décadas, pero por suerte un pequeño grupo de criadores los salvó de la desaparición total y desde 1990 se están ejecutando programas de reintroducción.

El caballo de Przewalski no es el ancestro del caballo doméstico. De hecho el hombre nunca ha logrado domesticarle. Como decáimos, éste fue "descubierto" a finales de 1879 por el coronel Nikolai Mijailovich Przewalski. El explorador ruso de origen polaco lo encuentra en Dzungaria, en las montañas que bordean el desierto de Gobi. El nombre científico de la especie fue dado en 1881 por I.S Poliakov, conservador del Museo de Zoología de la Academia de Ciencias de San Petersburgo.

Antes de este descubrimiento la especie se consideraba extinta, principalmente porque la carne de este caballo era muy apreciada por los cazadores mongoles. Igualmente fueron muchos los cazadores que mataron poblaciones enteras de caballos para satisfacer demandas en zoos. Estas prácticas llevaron a la desaparición de estos caballos en estado salvaje, como demuestra que los últimos ejemplares salvajes fueron vistos fueron en 1969 en Mongolia.

Características de la raza

La apariencia del caballo de Przewalski revela varios rasgos "primitivos". Tiene una cabeza grande, los ojos colocados en lo alto y no a los lados como los caballos actuales, las orejas largas, un cuello grueso y un cuerpo grande con rayas oscuras como las mulas y las cebras en las extremidades.

Éstos miden alrededor de 1,20 a 1,40 m de alto hasta la cruz, y alrededor de 1,60 m de altura hasta la cabeza. Su longitud es de unos 2 metros y su cola mide cerca de 90 cm. Su peso varía de 200 a 300 kg, dependiendo del individuo. Su capa siempre presenta ese color característico beige, con extremidades y crines oscuras, el vientre blanco y un trozo de la nariz blanca.

Carácter del caballo

Incapaz de disciplinar por naturaleza, el caballo de Przevalski no puede ser ni domado ni montado. El caballo es capaz de sobrevivir con raciones muy escasas y puede soportar calores y fríos extremos.

Sus sentidos están muy desarrollados y con caballos especialmente potentes y rápidos, atributos que utilizan para escapar o combatir a sus depredadores. Sus coces pueden ser terribles.

Curiosidades de la raza

En este bloque nos gustaría hablar de las dificultades a las que se están enfrentando los programas de reintegración de la raza a la vida salvaje. La principal es que no se consigue que estos caballos vuelvan a sobrevivir en libertad después de su cautiverio. Dificultad para buscar agua, alimentos, para adaptarse al nuevo clima o para defenderse de los depredadores causaron una tasa de muerte muy alta en caballos nacidos en cautividad.

La segunda generación, nacida en libertad, presenta unas tasas de supervivencia mucho más favorables. No obstante éstos siguen mostrando problemas de organización social y muchos potrillos mueren en accidentes. Algunos sementales heridos sobreviven con una pierna rota y resoldada, o con el cráneo fracturado. Una solución propuesta para que se encuentren con sus instintos ancestrales es confrontarlos a las especies con las que compartieron su ecosistema para así reforzar la cohesión de grupo.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Caballos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook