Raza de caballo árabe

Raza de caballo árabe

Perfil de un caballo árabe blanco

Historia de la raza

Posiblemente estamos ante una de las razas más importantes e influyentes de la historia del caballo. De hecho la raza árabe está considerada como una de las fundadoras de todas las razas de caballos modernas del mundo.

El motivo de que se haya utilizado esta raza para mejorar a tantas otras es el carácter, la estética, la velocidad y la resistencia que a través de la descendencia estos caballos trasmiten. La raza ha ayudado a mejorar todas las razas de caballos occidentales, aunque en la que más ha influido es en el Pura Sangre Ingles.

Además de una de las más influyentes, la raza árabe también es una de las más antiguas. Existen pruebas de la existencia de caballos muy similares a los actuales que datan de más de 4.500 años.

La resistencia de la raza se ha forjado en los desiertos en los que inicialmente estos caballos se forjaron, en el que el pasto era muy escaso, creciendo solo en invierno y a principios de la primavera. Su fácil trato y su inteligencia la encontramos en el trato tan estrecho que desde siempre han tenido con los nómadas beduinos de la península arábiga.

Los caballos árabes llegan a Europa con las invasiones de los moros a través del Mediterráneo Occidental. En la actualidad esta raza de caballos se cría en casi todo el mundo, lo que está creando ligeras diferencias dependiendo de la climatología y de los pastos.

Características físicas

La alzada de este tipo de caballos ronda los 144-152 cm. Su cuerpo es compacto y musculoso, con unos cuartos traseros que destacan por su potencia. En su cabeza en forma de cuña apreciamos su frente amplia, sus ojos grandes y oscuros, y sus orejas pequeñas y puntiagudas.

Carácter del caballo

Como decíamos anteriormente, su estrecha relación que desde sus orígenes han tenido con los nómadas beduinos ha creado un animal dócil, inteligente y sensible. Son perfectos para la doma por la facilidad que presentan para aprender y por la buena comunicación que establecen con sus jinetes.

No obstante hay que tener precaución con su doma, porque su inteligencia lo mismo le permite aprender hábitos buenos y hábitos no tan buenos. Si se les entrena de una forma poco experta lo notan y se sublevan, al igual que pierden la confianza con los jinetes menos expertos.

Curiosidades de la raza

El origen de la raza árabe es una de las que más curiosidades trae. Los mahometanos creían que estos caballos procedían directamente de Alá que los había creado a través del viento del Sur. Actualmente aunque su origen no está del todo contrastado, se cree que estos provienen de los caballos salvajes prehistóricos que poblaban las llanuras y las estepas de Europa y Asia, con rasgos muy similares al Tarpán y al caballo salvaje de Asia.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Caballos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook